Fondos gestionados:
Patribond, Patrival

¿Por qué es importante invertir?

El tiempo es uno de los principales aliados que puede encontrar un inversor. Comenzar a invertir lo más temprano posible implica enormes beneficios a largo plazo.

Para comprender la importancia del tiempo a la hora de invertir, debemos definir el concepto de interés compuesto. Cuando invertimos a largo plazo, reinvertimos las ganancias de un año para generar mayores ganancias en el año próximo. Por ejemplo, si comenzamos con 100.000 euros y obtenemos un retorno del 5% en el primer año, tendremos en el segundo año un capital de 105.000 euros para invertir.

La diferencia no es demasiado grande para un año puntual, sin embargo, a largo plazo el impacto del interés compuesto puede resultar determinante.

El ahorro potenciado con un buen sistema de inversión que genere unos rendimientos anuales aceptables, hará que año tras año el patrimonio se incremente gracias al interés compuesto.

Ejemplo de inversión, 100.000€ capitalizados al 6% anual

¿Cuál es la fiscalidad de los fondos de inversión?

En primer lugar, es importante saber que el partícipe de un fondo de inversión no tributa hasta que se produzca el reembolso de las participaciones, una vez reembolsado el fondo el contribuyente deberá tributar por las minusvalías o plusvalías patrimoniales obtenidas. Retrasar el pago de impuestos en el tiempo crea una ventaja para el ahorrador al aumentar el interés compuesto (los rendimientos se reinvierten sin el impacto fiscal).

La cuantía de la plusvalía o minusvalía patrimonial se obtiene del siguiente modo: Valor de reembolso - Valor de suscripción. Si se han suscrito participaciones de un mismo fondo en momentos diferentes, se consideran como primeras participaciones vendidas las adquiridas en primer lugar, aplicando el criterio FIFO. Este tratamiento fiscal ofrece la posibilidad de gestionar activamente la fiscalidad de los fondos de inversión. Venta o reembolso de fondos de inversión.

Los fondos de inversión están exentos de tributación hasta el momento del reembolso. En el momento del reembolso, se aplicará una retención a cuenta del IRPF sobre las plusvalías que se obtengan, según la normativa fiscal vigente.

Los rendimientos positivos o negativos obtenidos en el reembolso de participaciones tienen la consideración de ganancias o pérdidas patrimoniales.

Traspaso de fondos

Para que un traspaso pueda llevarse a cabo, el titular de las participaciones no puede ser una sociedad o persona jurídica, ni una persona física sujeta al impuesto sobre la renta de no residentes.

La venta de participaciones no tributará cuando el importe obtenido de las mismas sea traspasado a otro fondo de inversión. Asimismo, las nuevas participaciones conservarán el valor y la fecha de compra de las que se hayan vendido.

¿Cuál es la unidad mínima de contratación?

No hay mínimo

¿Qué es el valor liquidativo?

El precio de las participaciones, tanto a efectos de suscripción como de reembolso, se denomina valor liquidativo. En la mayor parte de los fondos se calcula diariamente: cada día se divide el valor del patrimonio entre el número de participaciones que se encuentran en circulación, y así se obtiene el valor liquidativo de cada una de ellas.

Básicamente, cuando una persona invierte dinero en un fondo de inversión está comprando una parte de ese patrimonio que está invertido en una serie de activos. A cada una de esas partes se le llama participación. Cada vez que un inversor aporta dinero al fondo, tiene derecho a una parte alícuota de los activos en los que está invertido el fondo.

Cuando alguien decide retirar su inversión, la gestora le entrega el dinero correspondiente a cambio de sus participaciones, que desaparecen en ese mismo momento. El número de participaciones de un fondo cambia continuamente ya que aumenta y disminuye cada vez que alguien aporta o retira dinero.

Otra documentación legal